logo

La ciencia me enamoró en la primera cita: López Romero

Por Verenise Sánchez
México, DF. 11 de febrero de 2015 (Agencia Informativa Conacyt).- Dicen que el amor mueve montañas, y fue el amor y la pasión lo que motivó al científico mexicano José Mauricio López Romero a desarrollar uno de los sistemas de medición más precisos de todo el mundo.

banner lopez romero

Hasta los 11 años, López Romero ni siquiera pensaba en la ciencia y la tecnología; fue hasta que visitó un museo cuando las conoció y como un “canto de sirena” lo sedujeron y enamoraron de por vida.

Así, con un profundo amor y entrega, López Romero se ha dedicado durante más de 20 años a medir el tiempo, trabajo por el cual es considerado como uno de los mejores investigadores de su área en todo el país, ya que el año pasado fue distinguido con el Premio Nacional de Ciencias y Artes,  en la categoría de Tecnología, Innovación y Diseño. Aunado a esto, el investigador es miembro nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Un amor a primera vista

recuadro01 lopez infancia“Mi primer encuentro con la ciencia y tecnología se dio durante una visita escolar al Museo Tecnológico de la Comisión Federal de Electricidad (Mutec) cuando cursaba el sexto año de primaria. Lo que vi y experimenté en ese museo me transportó a ‘otro mundo’, el cual después decidí escudriñar”, dijo.

Expresó que los “experimentos chispeantes”, la generación y almacenamiento de la energía lo flecharon: fue un “amor a primera vista”. Desde ese instante “la ciencia fue para mí el camino que me acercaba al borde del conocimiento, en donde podía contemplar el universo y entender cómo es que este funciona”, recordó.

“La ciencia creaba en mí una sensación de bienestar inexplicable, me invitaba a mirar al futuro, mirar lejos y soñar”, agregó López Romero.

Le encantaba buscar información de los científicos más relevantes para conocer cómo ellos habían logrado hacer invenciones que hasta el día de hoy siguen vigentes. “Leer esas historias eran para mí una invitación a seguir el camino de la ciencia”, narró.

Conforme pasaban los años crecía su amor por la ciencia y la tecnología, y él se esmeraba por ser mejor cada día, principalmente en física y matemáticas. Por tal razón decidió inscribirse en la Escuela Superior de Física y Matemáticas (ESFM), del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

“Para mí la ESFM y el Olimpo eran lo mismo, la física y las matemáticas me transportaban invariablemente a un mundo ‘superior’, que me permitía entender el funcionamiento del universo y soñar con crear nuevas tecnologías”, manifestó.

Después siguieron los años de posgrado en el Departamento de Física del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del IPN, en donde encontró un nuevo interés: el tiempo.

Pasión por el tiempo

jose lopez cenam webEn 1993, al terminar su doctorado en el Cinvestav, fue invitado para dirigir la División de Metrología de Tiempo y Frecuencia, del recién creado Centro Nacional de Metrología (Cenam).

“En un principio, la medición del tiempo no me parecía nada del otro mundo. Digamos que era un asunto sin mayor interés para mí. De cualquier manera decidí aceptar la invitación para unirme al Cenam”, comentó.

A pesar de que el tiempo no era algo que lo atrajera en un principio, poco a poco este tema lo conquistó.

“Me di a la tarea de entender a profundidad cómo es que los relojes funcionan, por qué el segundo es como es, por qué un segundo se establece como la duración de 9 mil 192 millones 631 mil 770 periodos de la radiación asociada a la transición hiperfina del estado base del átomo de Cesio-133, por qué el Cesio-133”, dijo.

“Al profundizar en el tema fui también descubriendo una física fascinante, relativamente simple en el pizarrón pero de grandes retos desde el punto de vista experimental. Además, descubrí la importancia de medir el tiempo. Entendí que los relojes no solamente nos dan la hora del día, con los relojes medimos distancias, navegamos y nos comunicamos”, manifestó López Romero.

De esta manera, el tiempo se convirtió en su nuevo reto y pasión, pues en palabras de este científico mexicano “es un recurso realmente no renovable que tenemos los humanos”.

El reto de medir el tiempo

lopez romero relojJosé Mauricio López Romero se dio a la tarea de desarrollar tecnología para que México alcanzara cierto nivel de independencia tecnológica y midiera el tiempo con tanta exactitud como ya lo hacían en Reino Unido  y Estado Unidos.

Así, la División de Metrología de Tiempo y Frecuencia del Cenam, liderada por López Romero, comenzó hace dos décadas la construcción de su propio reloj atómico, el cual actualmente es uno de los sistemas más precisos del mundo, destacó el especialista.

“Desarrollar tecnología propia, en lugar de comprarla, es un camino largo pero al final con muchos beneficios, ya que nos ayuda a saber cómo hacer las cosas, dominar la tecnología, ser independientes, ser capaces de transformar lo desarrollado y modificarlo a conveniencia”, comentó.

Generar tecnología de clase mundial ha contribuido, entre otras cosas, a revertir ese malinchismo y estigma nacional de que en México no hay talento, subrayó el especialista.

“El desarrollo de nuestra propia tecnología nos da la confianza que podemos hacer las cosas y hacerlas bien. Nos permite ganarnos el reconocimiento y respeto de pares internacionales”, reiteró.

El “MeMo” científico

recuadro reloj amigo hombreEl científico destacó que México tiene mucho potencial para crecer en ciencia, tecnología e innovación y para eso necesita, además de incrementar la inversión, impulsar una cultura científica y cambiar de actitud.

“Debemos pasar del ‘no se puede’ al ‘sí podemos’, porque tenemos la capacidad y el talento, solo hay que buscar o generar las oportunidades”, subrayó.

Indicó que actualmente México vive en un contexto nacional e internacional interesante, en el cual se podría detonar un fuerte avance en materia de ciencia, lo que podría ser el “Mexican Moment” (MeMo) científico y tecnológico.

“Tenemos muchos jóvenes talentosos en ciencia y tecnología. Los mercados se diversifican. Las fronteras se hacen cada vez más porosas al tránsito de mercancías. Tenemos una ubicación geográfica estratégica. Necesitamos actuar con sentido de urgencia a fin de aprovechar estas ventajas, también debemos aumentar la inversión en estas áreas si es que se quieren tener más avances”, señaló.

Impulsar la sociedad del conocimiento

Destacó que para que en verdad haya un despunte científico y tecnológico hay que apostarle a estos dos rubros como una herramienta poderosa de crecimiento económico, es decir, impulsar lo que muchos llaman una economía del conocimiento.

“La relación ciencia-economía es un círculo virtuoso, para ello requerimos innovar en los productos e incorporar más y mejor tecnología en los proceso productivos, para ser más competitivos”, comentó.

recuadro02bAñadió que en la medida en que se apoye al sector productivo con más y mejores tecnologías, así como con mano de obra altamente capacitada, va a crecer la economía y se va a elevar la calidad de vida de la población. “Hay que apoyar el quehacer productivo del país para que todos vivamos mejor, pues necesitamos mejores productos y servicios, a mejores precios”, manifestó.

Para impulsar esta economía del conocimiento, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) juega un papel fundamental, tanto por sus apoyos para las investigaciones científicas y desarrollos tecnológicos, como en la capacitación de los recursos humanos, opinó el investigador.

“Este servidor se ha formado como científico gracias al Conacyt, sin su apoyo hubiera sido muy difícil mi educación superior, y así como yo, sé de muchos otros casos”, expresó.

Por ello, consideró que es necesario fortalecer al Conacyt para que siga dictando la política científica del país y se pueda alcanzar, en un futuro próximo, la inversión del uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de México en ciencia y tecnología.

 

Más fotografías.

 

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

 



Agencia Informativa Conacyt

 

Nosotros

Creative Commons License

Creative Commons

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License
Algunos derechos reservados 2015 ®
Ciencia MX
Conoce nuestras políticas de privacidad
logotipo

México, CDMX