logo

Juego de Herramientas

198 piezas reparación hogar

Foco con Bocina Integrada

65 watts de potencia, luz suave

Reloj Inteligente

Fitness tracker, GPS iOS y Android`

Zapatos para Senderismo

Para correr en senderos / mujer

Destacan patentes en el Instituto de Biotecnología

Por Carmen Báez

México, DF. 12 de febrero de 2015 (Agencia Informativa Conacyt).- El Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se ha consolidado como una de las entidades académicas líderes en la creación de tecnología y trasferencia al sector productivo. Esto se demuestra con el otorgamiento el año pasado de siete patentes, tres de ellas concedidas en México y cuatro en el extranjero.

banner patentes instituto biotecnologia unam

El director de este instituto, Octavio Tonatiuh Ramírez Reivich, comentó en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt que la institución tiene una fuerte tradición de vinculación con la industria y el sector social. Una de las vocaciones importantes, dijo, es buscar que la investigación básica que se desarrolla pueda trascender e impactar a nivel social mediante la generación de productos o servicios, por lo que cada año realizan procesos para el registro de nuevas patentes.

“Nuestra entidad es una de las más productivas en todo el subsistema de investigación científica de la UNAM, en el rubro de patentes. Existen otras entidades muy importantes que también tienen una vocación de generación de patentes, pero si hacemos un recuento histórico, desde 1976 hasta la fecha, nosotros tenemos alrededor de 160 patentes solicitadas, muchas de ellas finalmente concedidas,  lo que nos coloca en el primer lugar del subsistema”, comentó.

Por su parte, el investigador Lourival Domingos Possani Postay, quien cuenta con más de 80 patentes registradas, destacó que el proceso de esta actividad no se trata precisamente de investigación aplicada; ya que, aseguró, sin la investigación básica no hay posibilidad de proteger cualquier otro invento.  

“Si proteges la invención que haces, eventualmente una compañía puede utilizar esa información y producir un bien a la sociedad. La filosofía de patentar es proteger un descubrimiento que puede tener una aplicación”, expresó.

“Realmente las personas que pueden generar una propiedad industrial lo hacen, en primera instancia, porque son investigadores de iniciación básica que buscan encontrar ciertos fenómenos y su utilidad para después patentar. Se debe tener sensibilidad para saber cuándo un hallazgo es novedoso y cuándo puede tener una aplicación tecnológica o comercial; en ese momento no se publica, sino que se protege con una patente”, detalló.

alacranPossani Postay, quien ha estudiado aspectos de los componentes del veneno del alacrán mexicano desde hace varios años, recibió en 2014 tres patentes internacionales: Euroasia, Australia y China, por el descubrimiento de dos péptidos (unión de aminoácidos) aislados del veneno de estos animales.

Respecto al otorgamiento de estos nuevos registros, el científico comentó que antes de publicar los hallazgos de sus estudios patentó el descubrimiento en varios países, entre los que se incluyen Sudáfrica, Cuba, Estados Unidos, y está pronto a recibir un registro más en Canadá.

En ese sentido, el también investigador emérito de la UNAM y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) obtuvo el registro de patente del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) por un conjunto de nuevos péptidos antibióticos, diseñados a partir del conocimiento de la secuencia de otros péptidos con capacidad antibiótica.

Por otro lado, la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos otorgó el registró de una patente divisional a la investigación generada por los doctores Mario Soberón y Alejandra Bravo, que consiste en la utilización de la proteína S-layer en el control de insectos plaga, así como en un método para detectar la presencia de este tipo de proteínas insecticidas.

Con respecto a los otros dos registros otorgados en México por el IMPI, se encuentra un método para lograr que las células de microorganismos en cultivo sean más eficientes en la producción de algún producto recombinante. Esta invención fue desarrollada por el equipo del doctor Tonatiuh Ramírez y tiene un potencial de aplicación en cultivos industriales de este tipo de células.

El otro registro es el de Baltazar Becerril, doctor en Ciencias Químicas, quien desarrolló un conjunto de anticuerpos recombinantes humanos que son capaces de neutralizar el veneno de alacranes mexicanos. Esta invención puede ser comercializada en forma de un antiveneno contra el piquete de estos arácnidos. Por esta investigación recibió el registro del IMPI a finales de 2014.

 

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

 



Agencia Informativa Conacyt

 

Algunos derechos reservados 2015 ®
Ciencia MX
Conoce nuestras políticas de privacidad
logotipo

México, CDMX


 

Search Mobile