logo

Nohora Niño Vega, de activista a investigadora


Por Janneth Aldecoa

Hermosillo, Sonora. 5 de abril de 2019 (Ciencia MX).- Su activismo la llevaría a la investigación. Consideró que desde esa trinchera podría aportar información y herramientas de protección a los derechos humanos de niños y niñas que enfrentan situación de vulnerabilidad por haber nacido y crecido dentro de las guerrillas o en zonas con conflictos armados.

800X300_Ninos-1904.jpg

Más tarde, su trabajo en esos contextos la llevarían inevitablemente a comparar los entornos violentos en los que habitan niños y niñas de algunas zonas del norte de México, principalmente en áreas controladas por el narcotráfico el y crimen organizado.

La doctora Nohora Constanza Niño Vega es investigadora en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) México. A través del programa Cátedras del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) se integró al Centro de Estudios en Gobierno y Asuntos Públicos. Recientemente se sumó como investigadora adscrita al Colegio de Sonora (Colson), en el Observatorio de Investigación con las Infancias (Odiin). 

Junto a las doctoras Gabriela García y Valentina Glockner, Niño Vega trabaja además en diversos proyectos, uno de ellos acerca de migración centroamericana y un seguimiento al albergue Tin Otoch, en Hermosillo. Cada una desde diversas perspectivas.

Las víctimas colaterales

400Doctora-Nino-Vega.jpgDoctora Niño Vega.En entrevista señaló que ser psicóloga fue una decisión que la acompañó firmemente desde la adolescencia. La motivaba el trabajo con población infantil y juvenil. 

"Quería trabajar en el área de educación y cómo posibilitar escenarios donde los niños y jóvenes puedan ser críticos y autoconstructivos sobre su propia vida", comentó. 

Originaria de un país en guerra como Colombia, su interés como activista fue girando cada vez más hacia las víctimas. Recordó que su primera experiencia laboral fue con niños que trabajan para apoyar económicamente a sus familias. Esto la acercaría al tema de los infantes y la migración.

"Mi labor comenzó con niños que vendían en las calles de mi ciudad, en Cúcuta; en la frontera con Venezuela. Trabajando con esta población me di cuenta que muchos de los niños que comenzaron a llegar a la zona de venta en la calle, era de zonas de familias desplazadas por la violencia. Ahí es donde comencé a conectar el tema con la niñez trabajadora y las familias desplazadas internamente por motivos de violencia", destacó. 

Poco a poco, Niño Vega pensaría el conflicto armado desde la academia, y cómo desde ahí podría generar herramientas para la atención de esa población víctima. De tal manera que cursó la carrera de Psicología en la Universidad Nacional de Colombia (Unal), en Bogotá. A lo largo de una década se dedicó a acompañar y dar asistencia técnica a instituciones y organizaciones de la sociedad civil con enfoque de protección de derechos humanos.

Trabajó con organizaciones locales, nacionales e internacionales, entre ellas el Consejo Noruego para Refugiados y el Servicio Jesuita para Refugiados. De 2006 al 2012 monitoreó proyectos para la atención de niños, niñas, jóvenes, mujeres indígenas y la comunidad afrodescendiente. 

"Comencé a trabajar estos temas, principalmente como un ejercicio de haber sido profesional en organizaciones no gubernamentales en Colombia, y por trabajar específicamente con víctimas del conflicto armado colombiano, entre ellos niños y niñas. Desde ahí surgió mi interés de estudiar los temas de niñez y los impactos que tiene la violencia armada en los procesos de construcción de ellos como niños y niñas", comentó.

Con el Consejo Noruego para Refugiados y el Servicio Jesuita para Refugiados atendía a la población víctima del desplazamiento forzado en zonas de frontera en Colombia, particularmente en Cúcuta, Pasto y Tumaco. 

"Hacía trabajo con las comundidades afectadas por el desplazamiento forzado y que habían llegado a las ciudades a instalarse y buscar mejorar sus condiciones de vida. Lo que se buscaba era el fortalecimiento comunitario, ayudarlos a que se organizaran para generar diálogos con el Estado para satisfacer las demandas y reestablecimiento de derechos como víctimas", comentó. 

Su misión específica era acompañar a esas poblaciones para que conocieran sus derechos como víctimas del desplazamiento forzado, y la búsqueda de mecanismos de diálogo y de incidencia política para obtener una respuesta del Estado a sus demandas.Ante el panorama que observaba diariamente, pensó que una mayor preparación académica la acercaría a un trabajo intenso sobre el tema. 

"Justamente después de estar haciendo trabajo con las víctimas consideré que era importante seguir mi formación educativa para dar cuenta en materia de investigación qué era lo que estaba sucediendo con esta población", recordó. 

Niñas en la guerrilla

La activista cursó la maestría en ciencias sociales en la Flacso y dedicaría su tesis al tema "Jóvenes excombatientes de las guerrillas: subjetividades en tránsito. Un enfoque desde el género, la infancia y la juventud".

DediEl-trabajo-de-Nohora-Niño-habla-además-de-la-infancia-perdida-en-niñas-inmersas-en-la-guerrilla.jpgcó gran parte de su investigación a documentar la experiencia de niñas y mujeres menores de 18 años que ingresaban a las guerrillas, y la idea que estas tenían acerca de sí mismas. Es decir, documentar por un lado su experiencia como niñas, y por otro lado su experiencia en las guerrillas. 

"Pude empezar a revisar las categorías de niñez, juventud y género a través de la experiencia guerrillera. Qué significaba para ellas haber tenido esa experiencia, y cómo esa experiencia cambiaba sus formas de verse como niñas, en materia de ser niñas en término generacional, y también por ser niñas en términos genéricos", comentó.

Encontró que las niñas prácticamente perdían la inocencia a muy temprana edad. Las experiencias que narraron a la investigadora revelaban que su participación como niñas guerrilleras cambiaba totalmente su experiencia como infantes. 

"Sí había una visión entre ellas, de que eso implicaba que perdían la experiencia de ser niñas, pero por otro lado, para la categoría de género, evaluaban positivamente la experiencia. Aprendían a hacer cosas que ellas creían que eran exclusivas para los hombres", dijo. 

Lo anterior forma parte de uno de los capítulos del libro que publicó su tesis de maestría en El Colegio de la Frontera Sur (Cosur), titulado Género y Juventud, en el que la investigadora narra la experiencia de estas chicas en la guerrilla.

Niño Vega cursó el Doctorado en Investigación en Ciencias Sociales, con mención en sociología, en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, en la Flacso, durante el periodo 2014-2017. Dedicó su tesis al tema "Las tramas de la violencia: construcción de subjetividades políticas en niños y jóvenes en contextos de violencia armada".

Su llegada al Colson

Su arribo al Colegio de Sonora ocurre por su trabajo en proyectos dentro del Observatorio de Investigación con las Infancias, que se dedica al tema de la niñez y violencia: "Niños, niñas y adolescentes que viven en entornos violentos". El proyecto comenzó desde la idea principal de, cómo es la violencia en la que se suele relacionar a los niños y niñas, cómo son los entornos familiares violentos, la violencia o acoso escolar y de la calle. 

Sin embargo, por la experiencia que adquirió en el estudio de otro tipo de violencia al que se enfrentan los infantes, consideró necesario dar un giro a la interpretación de los niños para salir de un solo esquema. 

El proyecto arrancó desde esa primera mirada de lo familiar, y pretende ampliar la mirada a lo que ocurre con la violencia estructural que forma parte del entorno de muchos niños. 

"No hablamos de un lugar que no han vivido, donde los niños no viven una violencia, como lo que pasó aquí, con la guardería ABC, que es una violencia del Estado, por ausencia de visión, de seguimiento y de monitoreo, que implica una violencia contra niñas y niños". 

Ahora amplía la mirada hacia ese sitio para salir de la discusión común acerca del tipo de violencia al que se enfrentan los menores, y añadir a temas como el maltrato, los abusos sexuales, el bullying, esos otros ángulos.

800_A-su-llegada-a-el-Colegio-de-Sonora,-la-investigadora-compararía-el-entorno-que-enfrentan-niños-en-las-guerrillas-y-niños-que-habitan-en-zonas-controladas-por-el-narcotráfico.jpg

arroba14010contacto 1 Nohora Constanza Niño Vega
Investigadora en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) México.
Universidad Autónoma de Nayarit

 corrico dos  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Ciencia MX está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

Agencia Informativa Conacyt

 

Nosotros

Creative Commons License

Creative Commons

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License
Algunos derechos reservados 2015 ®
Ciencia MX
Conoce nuestras políticas de privacidad
logotipo

México, CDMX