logo

Invernadero Exterior

Con 3 niveles y 12 estantes

Ciencia para Niños

kit con más de 20 experimentos

Walkie Talkies Weatherproof

2 unidades de largo alcance

Mini Invernadero Hogar

Crecimiento orgánico de plantas

Observatorio de la Selva Maya


Por Marytere Narváez

Mérida, Yucatán. 16 de noviembre de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- Con el objetivo de reducir la emisión de dióxido de carbono (CO2) causada por deforestación y degradación forestal en la península de Yucatán, la Alianza México REDD+ impulsa programas de monitoreo, sistematización de datos e intercambio de información a través de una red de instituciones públicas, gubernamentales, académicas y civiles conocida como Observatorio de la Selva Maya.

selva head 1116

Creado en 2013, el Observatorio de la Selva Maya (OSM) se dedica a generar, compilar, sistematizar, organizar y facilitar el acceso a información relacionada con el monitoreo de la selva maya, con el propósito de proveer información de calidad a los usuarios, es decir, los tomadores de decisiones sobre el territorio o sobre la lucha contra la deforestación, entre los que se encuentran los ejidos, la sociedad civil, la academia y los gobiernos.

Sébastien Proust, coordinador de la Alianza México REDD+ en la península de Yucatán y miembro de la organización no gubernamental The Nature Conservancy (TNC), señaló para la Agencia Informativa Conacyt que el proceso de resistencia contra la deforestación se llevará a cabo en el marco de los acuerdos internacionales del cambio climático firmados en la Conferencia de París sobre el Clima (COP 21).

“Dentro de estas actividades, una parte importante es el monitoreo para conocer los ecosistemas (selvas, bosques, etcétera), cuánto carbono tienen y cuáles son las dinámicas de deforestación. Si conocemos las dinámicas de deforestación y los conteos de carbono, podemos estimar las emisiones de CO2 a la atmósfera que genera la deforestación y empezar a tomar medidas para reducirlo”, apuntó.

Sebastien ProustSébastien Proust.Actualmente, se estima que en la península de Yucatán se deforestan alrededor de 80 mil hectáreas al año, lo que equivale a la emisión de cinco millones de toneladas de dióxido de carbono anualmente. “La meta es llegar a cero de aquí a 2030, es decir, cómo reducimos esas cinco millones de toneladas de aquí a 14 años”, señaló.

Para esto, colaboran organizaciones de la sociedad civil como The Nature Conservancy; centros públicos de investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) como El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) y el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), así como los gobiernos estatales de Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

“La idea es tener muchos sectores asociados para promover el intercambio de información consensuada para proporcionarla a los usuarios clave. Es una red enfocada en proveer soluciones y respuestas a las preguntas de quienes toman decisiones”, resaltó.

Estudios regionales sobre deforestación y monitoreo con drones

Entre las actividades de la Alianza México REDD+, destaca un estudio regional realizado en el año 2015 para conocer las causas de la deforestación mediante el trabajo de campo, el uso de imágenes satelitales y la realización de talleres con la participación de diversos expertos.

“En la península de Yucatán, el reporte arrojó que 50 por ciento de la deforestación se debe a la explotación de la actividad ganadera, y esta información permite a los usuarios tomar mejores decisiones y trabajar junto con los ganaderos para implementar mejores prácticas de producción”, declaró.

Recientemente, la Alianza México REDD+ emprendió un monitoreo de la selva por medio de un dron (aeronave no tripulada) de ala fija con sensor multiespectral con capacidad de mapeo de 250 hectáreas cada 45 minutos. Con este, se puede obtener información sobre el estado de la selva y monitorear puertos de campo para proyectos comunitarios y ejidales.

De acuerdo con Sébastien Proust, hay tres etapas importantes para la realización de un vuelo de dron. La primera corresponde a la planeación, en la que se especifica el propósito final del proyecto de monitoreo. Posteriormente, se ejecuta la misión de vuelo, que puede durar entre dos y tres días según el tamaño del predio a monitorear para capturar los datos deseados.

Finalmente, se lleva a cabo el complejo trabajo de posprocesamiento de imágenes, en el que destaca la capacidad técnica y de infraestructura del CICY para generar los análisis correspondientes, con el fin de conocer la salud de los campos y de los ecosistemas forestales.

“El dron está a disposición de los aliados del Observatorio de la Selva Maya, con la única condición de que los vuelos contribuyan a la conservación y manejo sustentable de los paisajes de la selva maya”, apuntó.

image icon01Descargar fotografías.

pdf iconVer texto en pdf.

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.



Agencia Informativa Conacyt

Reloj Digital HighTec

Resistente al agua ultra fino

Botas de Senderismo

Impermeables para mujer

Mochila de Viaje

Backpack impermeable hombre o mujer

Bolsas Cultivo Papas

Plantar en el hogar tubérculos

Algunos derechos reservados 2015 ®
Ciencia MX
Conoce nuestras políticas de privacidad
logotipo

México, CDMX


 

Search Mobile