logo

En la UNAM, la medicina nuclear cuenta con nueva producción de radiofármacos

  • Produce 80 por ciento de los compuestos radiactivos que son usados allí y en otros hospitales del centro del país.
  • En Latinoamérica es el único centro que produce diez radiofármacos; siete para estudios clínicos y tres para investigación preclínica.

El Tomógrafo por Emisión de Positrones o PET (por sus siglas en inglés) representa hoy la técnica más avanzada de diagnóstico médico por imagen. Cuando hay la probabilidad de que una persona presente cáncer y recurre a un estudio con el Tomógrafo de Rayos X, la información registrada por este aparato es útil solamente cuando ya existe un tumor y presenta cierto tamaño. Por el contario, el Tomógrafo por Emisión de Positrones proporciona datos ante un cambio metabólico o bioquímico en el cuerpo, es decir, permite ver el proceso cuando se está iniciando una patología, inclusive antes de que se manifiesten los primeros síntomas de la enfermedad. La explicación es que el cambio bioquímico siempre es anterior al anatómico.

El PET es una técnica no invasiva de la medicina nuclear para un diagnóstico certero y oportuno. La detección temprana permite que la enfermedad sea tratada en una etapa inicial, con un pronóstico más favorable y reduciendo el costo del tratamiento. Este tomógrafo representa una herramienta esencial para estudios enfocados a la oncología, neurología y cardiología.

radiofarmacos03

Sistema microPET donde se realizan estudios de investigación preclínica en roedores pequeños.

Continuar leyendo

Comprueban la efectividad del láser en el control del dolor posoperatorio de la extracción dental

En la Facultad de Odontología, de la Universidad Veracruzana, campus Xalapa, un grupo interdisciplinario de investigadores, liderados por el doctor Miguel Eric García Rivera, comprobó que la terapia láser, aplicada como medida terapéutica después de una extracción dental, es tan efectiva como la administración por vía oral del analgésico ketorolaco. El estudio se realizó en 47 pacientes que requerían de una extracción dental, divididos aleatoriamente en dos grupos.

El primer grupo se trató con ketorolaco, y el segundo, con terapia láser de baja intensidad. En ambos casos, se realizaron mediciones de dolor a intervalos fijos, a las 4, 6, 12 y 24 horas de haberse realizado la operación. Para incluirlos en el estudio, se comprobó que fueran pacientes sanos, de ambos sexos, y en un rango de edad de 15 a 80 años.

El primer grupo constó de 20 pacientes (los tratados con ketorolaco), y el segundo, de 27 (los asistidos con láser). Para el tratamiento con láser, existió un predominio del sexo femenino de 63 por ciento, mientras que, para el tratamiento con ketorolaco, las distribuciones por sexo porcentuales fueron las mismas, 50 por ciento. La aplicación del rayo láser se realizó en la parte externa de la mejilla, al momento de terminar la extracción, a la altura exacta del área tratada, repitiéndose el mismo procedimiento a las 24 horas.

laserpost1

Comprueban que el láser es un buen analgésico en caso de dolor posoperatorio

 

Al otro grupo, después de la operación, se le administró el ketorolaco de 10 mg vía oral (Dolac), y se le dio instrucciones de continuar tomándolo cada 6 horas. De acuerdo con los resultados no existe diferencia significativa entre ambos grupos, lo que reflejó una homogeneidad en el sexo y la edad y demostró que, aunque hay diferencia en los tratamientos, los resultados son los mismos. Por lo tanto, la terapia con láser establece una confiabilidad de 95%.

Continuar leyendo

Algunos derechos reservados 2015 ®
Ciencia MX
Conoce nuestras políticas de privacidad
logotipo

México, CDMX


 

Search Mobile